Cómo preparar a una persona para un nuevo puesto

ascenso

La selección de la persona adecuada para el puesto vacante es la función del personal de Recursos Humanos, en quienes recae la responsabilidad de encontrar a esa persona adecuada.

La tarea no es nada fácil, ya que para un puesto puede haber decenas y hasta cientos de candidatos, por lo que lo primero que hay que hacer es estudiar los perfiles de los candidatos.

Lo ideal es que los postulantes sean internos, para promover la superación personal dentro de la empresa, hay situaciones en las que empresas jóvenes prefieren hacer convocatorias Externas, sin tomar en cuenta al personal interno, esto crea dos situaciones nada favorables para la empresa:

1. Pérdida de Experiencia

La Experiencia es lo más importante en una empresa, no hay mejores candidatos que aquellos que ya conocen como funciona todo (o al menos casi todo) de la empresa y que fácilmente podrían llevar a nuevos horizontes las funciones del departamento que dirigirá.

Sin embargo para que la Gerencia puede que no sea así, difícilmente se preferirá a un externo que hay que enseñarle desde la Normativa de la Empresa a alguien a quien hay que explicarle sus nuevas funciones dentro de nuevo cargo.

2. Insubordinación inicial

La insubordinación se debe al descontento general por los que aspiraban ese puesto, o por los empleados que consideraron injusta la medida de la Gerencia de la empresa. Al final todos terminarán aceptando al “Nuevo”.

Es importante destacar aquí, y si eres empleado y estás buscando una promoción es algo que debes tener en cuenta, si la Gerencia decide buscar afuera es porque considera que adentro no hay “material disponible”.

La selección comienza con la recepción de los CV de todos los Candidatos, es normal que Recursos Humanos se tome su tiempo (prudencial) en la parte de las Convocatorias para así recibir la mayor cantidad de postulantes posibles; una vez recibidos los Curricular Vitae de los candidatos, es responsabilidad del Oficial de Recursos Humanos seleccionar a las personas que, al menos en papel, parecen cumplir con los requisitos previamente establecidos en la Convocatoria.

Se llamarán a los Candidatos más posibles para una entrevista y un par de exámenes, de los cuales solo quedará uno.

Aquí es donde muchas empresas fallan, y lo hacen desde el primer día, y el error se basa en que no hay un Manual de Funciones. ¿Cómo esperas medir el desempeño del empleado si no tienes un parámetro de medición?.

Al mismo Oficial de Recursos Humanos le conviene que haya un Manual de Funciones para cada cargo de la empresa a fin de poder explicar a los aspirantes las funciones de desempeñar. Pero vamos a suponer que ya hay listo un manual de funciones.

Preparar a una persona para un puesto nuevo es relativamente sencillo, lo único que debes hacer es demostrar la importancia de su trabajo para el correcto funcionamiento de la empresa como un todo.

Comienza con las tareas casi insignificantes, muéstrale los procesos a los que conllevan luego, repíteselo una vez más, una tercera vez que lo haga él, cerciórate de estar a la par para alertar sobre posibles olvidos.

A esta persona hay que supervisarlo durante la primera semana, al menos con rondines esporádicos.


¿Y tú qué opinas?

Monetizando

Monetizando.Net es un blog que habla de educación financiera, motivación al éxito, cómo convertir ideas en hechos y dinero, marketing digital, estrategias de publicidad, mercadeo en línea, además de noticias y opiniones del acontecer diario.

Manténte en Contacto

Síguenos en Facebook